5TA.PARTE: Apurando que llegan las lluvias,..

Travesía Lima a Salta por Puerto Maldonado y la Amazonia Boliviana

5TA.PARTE: Apurando que llegan las lluvias,..

Notapor guia4x4 » Jue Oct 25, 2007 9:13 pm

Tal como lo habíamos pactado, nuestro guía se hace presente esa calurosa mañana, dos cuadras nos separaban del puerto y dos ayudantes se apresuraban a cargar los bultos en la lancha de motor que nos llevaría al corazón del Madidi. Una breve detención en el puesto de los guarda faunas para pagar el acceso al lugar y ya estábamos navegando por el estrecho desfiladero que le da acceso acuático al Parque Nacional. Creíamos que las tres horas de navegación serían una verdadera tortura, nada más alejado de la realidad, el final de la estación seca y la bajante de los ríos hicieron la “remontada” más que divertida. Zigzaguear entre la hermosa vegetación amazónica todo ese tiempo nos llamó a reflexionar de lo agreste del lugar, arrimar el bote justo en el la desembocadura de un río nos puso en conocimiento de que en la selva, habitualmente esa es la mejor manera de acceder tierra adentro. El campamento de la empresa no estaba lejos, comodidades como baños y comedor, un lujo impensado rodeado de sonidos que de a poco íbamos a acostumbrarnos. La idea era hacer una caminata de 4 horas para “despertar” el apetito. Es increíble ver lo ruidosa que puede ser la mata, apenas comenzado el itinerario, unos ruidosos jabalíes nos tenían persiguiéndolos en la espesura, tal vez ese olvidado instinto de caza y de supervivencia en la selva se ve potenciado por el entorno. Debo confesar que a la hora de caminar esquivando todo tipo de obstáculos ya estaba pidiendo “franco”. Uno y otro puente de troncos ponían a prueba nuestro equilibrio, habilidades ya olvidadas por el trajín citadino y que aquí se hacían invalorables. Hacía ya muchísimo tiempo que no sudaba de tal forma y me preguntaba a mi mismo si en una condición de emergencia como buen navegante que creo ser podría salir de allí sin ayuda,. Y la respuesta era un rotundo no!. trataba de orientarme por el sol, el tipo de vegetación y sendero, etc. nada!,.. cada vez que era Yo el que proponía el rumbo, me equivocaba. Nuestro guía Eloy conocía los árboles y los senderos, solo así fuimos capaces de caminar 12 kilómetros bajo esa galería verde infinita. La tremenda jarra de jugo de papaya puesta en la mesa a la hora del almuerzo, apenas alcanzó para que Matías y Yo nos re-hidratemos al regreso. El pollo asado con arroz,.. para variar,.. estuvo exquisito. Eran ya las cuatro de la tarde y debíamos aún pasar con el bote por un alto acantilado en donde viven una familia de ruidosos papagayos, era hora de desandar el camino al río y afortunadamente dar por terminada la excursión pedestre.
Respeto, creo que es la palabra que define el resultado del día. Uno debe conocer la Amazonía y su grandeza para poder respetarla cabalmente, si solo se intuye, el sentimiento proteccionista puede ser ambiguo, adentrarse en esa gigantesca maraña verde sin final, lo hace a uno tomar conciencia de su enormidad y riqueza. Inmediatamente prometimos seguir la costumbre de visitarla todos los años, cuando ella lo permite, en el período de seca.
Comenzar a bajar a Santa Cruz de la Sierra, a priori debió resultar de lo más simple. Empezadas las primeras lluvias, la carretera “Trinidad” nos dio dura batalla para dejarnos salir, es increíble como una cuantas gotas convierten a una polvorienta trans-amazónica en un lodazal. Lo peor eran los balseos, a punto de pasar a inactividad por varios meses, las empinadas rampas eran “muy fáciles” de bajar,.. y a veces a fuerza de malacate para remontar!. Literalmente “casi nos quedamos a vivir” en el tramo de San Ignacio Moxos y Trinidad (donde comienza el asfalto). Veíamos a la gente bajarse de los buses empantanados y comenzar a caminar bajo la lluvia sin rumbo fijo aparente, algo tenían claro,.. sobre el bus no llegarían a ningún lado. Nosotros y nuestra doble tracción, apenas se mantenía al centro de la calzada. Parecía cosa del siglo pasado, cada pueblito que pasábamos, en el puesto de peaje o control policial nos preguntaban desde donde habíamos llegado y si había empezado a llover por allí,.. tal vez si vieron gente varada y ese tipo de pregunta que nos hacía sentir los últimos usuarios de los botes del Titanic, sinceramente creo que solo faltaron una o dos horas para quedarnos “una temporadita” en la amazonía boliviana. Subidos ya al asfalto en Trinidad, a no ser por la falta del bendito diesel, el resto es pura anécdota menor. Entrar a la argentina sin hacer migraciones, frente al desafío de los 2000 kilómetros de la dura región selvática boliviana, un juego de niños.

Aqui va el último video!!:

http://www.youtube.com/v/V6C7RL7u0kA

FIN !!!
Avatar de Usuario
guia4x4
Site Admin
 
Mensajes: 553
Registrado: Jue Ago 02, 2007 8:27 pm
Ubicación: Capital Federal

Muy lindoooooooooo

Notapor VICKINGO » Vie Oct 26, 2007 3:31 pm

Colo, te felicito muy lindos relatos, fotos y videos, SIN PALABRAS, como siempre.


Un fuerte abrazo



VICKINGO
VICKINGO
VICKINGO
 
Mensajes: 1
Registrado: Vie Oct 26, 2007 3:28 pm
Ubicación: CAP FED

Gracias Pablo !

Notapor guia4x4 » Sab Oct 27, 2007 1:08 pm

Hablemos cuando puedas, que tengo que vender el Rover...

Un abrazo
el Colo
Avatar de Usuario
guia4x4
Site Admin
 
Mensajes: 553
Registrado: Jue Ago 02, 2007 8:27 pm
Ubicación: Capital Federal


Volver a Amazonas 2007 - Octubre

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron
Fatal: Not able to open ./cache/data_global.php